El museo
En casa en la Diáspora

El museo judío de Hohenems conmemora la comunidad judía de Hohenems y sus contribuciones múltiples al desarrollo de Vorarlberg y la región alpina. Aparte de eso, el museo trata de la presencia judía en Europa, de la diáspora y la migración. En medio de todo eso está el fin de la comunidad judía de Hohenems, marcada por la historia regional del NS, el antisemitismo, la expulsión y la deportación. A lo largo de estas líneas de falla de la historia regional y mundial, el museo está dedicado a la gente y sus historias, y cultiva relaciones con los descendientes de las familias judías de Hohenems de todo el mundo.

Regularmente, el museo ofrece exposiciones especiales y un programa amplio de eventos diferentes. La exposición permanente en la Villa Heimann-Rosenthal, construida en 1864, documenta la historia de la comunidad judía de Hohenems, que existió por más de tres siglos hasta su destrucción durante la era nazi.

Audioguías modernas y estaciones de video en alemán, inglés y francés contextualizan las experiencias individuales con la historia europea de la migración y de las relaciones transfronterizas. Una exposición especial con cuentos de Monika Helfer y siluetas de Barbara Steinitz espera a los visitantes jóvenes de 6 años en adelante.

Para los grupos, que han reservado previamente, el museo también ofrece visitas guiadas en Inglés o Francés, a través de las exposiciones, el barrio judío de Hohenems y el cementerio judío.

El café del museo
La sociedad de lectura de 1813

El café del museo es, para los visitantes igual que para los „clientes habituales“, un lugar de encuentro, communicación y descanso – con una taza de café o té, un vaso de vino, con un Bagel o un trozo del pastel de boda (según la receta que es discribida en una carta de amor del 1675 expuesta en el museo). Los visitantes también pueden encontrar una gran variedad de periódicos y revistas en el café.

Barrio judió y cementerio judió
Hístoria y Presente / Ayer y Hoy

Durante los siglos, dos calles caracterizaron la ciudad más joven del valle del Rin en Vorarlberg – la calle de cristianos y la calle judía. Hasta hoy, uno de los patrimonios más completos de la vida judía en Europa se conserva aquí.

La sinagoga, requisada durante el período nazi y utilizada como estación de bomberos desde 1954, ha sido parcialmente restaurada y ahora sirve como escuela de música y sala para eventos culturales. El patrimonio cultural único de Hohenems consiste de lo siguiente: La única Mikveh (baño ritual) histórica conservada en Austria, la antigua escuela judía (en cuyo edificio se encuentra hoy el restaurante Moritz, en memoria de Moritz Federmann, que dirigió la escuela durante mucho tiempo), el antiguo asilo judío, la primera cafetería de Vorarlberg, las villas burguesas de los comerciantes de la corte (en alemán: Hoffaktoren) y de los comerciantes e industriales, así como las casas sencillas de los artesanos, sirvientes y vendedores ambulantes.
Los visitantes del museo judío también tienen la oportunidad de visitar el cementerio judío, que data del siglo XVII y está situado en la parte sur de la ciudad.

Los judíos de Hohenems se establecieron en varios países de Europa y luego en todo el mundo por matrimonios y migraciones. Sin embargo, su conexión con Hohenems nunca se ha roto completamente.

Hoy en día, la diáspora de Hohenems considera el museo como un archivo y depósito de sus recuerdos. Reuniones que tienen lugar regularmente así como una base de datos genealógicos, ha permitido al museo establecer una red de contactos con las familias de los decendientes de los judíos Hohenems en todo el mundo.